domingo, 15 de agosto de 2010

Boca Juniors 1 - Racing Club 2

Cáceres y compañía celebran
el gol del triunfo
Racing Club superó 2-1 a Boca Juniors en La Bombonera por la segunda fecha del torneo Apertura 2010 de la República Argentina. Boca se puso en ventaja rápidamente con un cabezazo de Lucas Viatri, pero Claudio Yacob igualó al empujar un centro de la derecha producto de un tiro libre. Al comienzo del complemento, Marcos Cáceres aprovechó un error de Clemente Rodríguez y clavó la pelota en el ángulo. Boca casi no amenazó con empatar en el resto del partido y queda con apenas una unidad tras dos fecha, mientras que la Academia se sube a la punta del campeonato.

Los dibujos tácticos

Los primeros minutos fueron de dominio boquense con el 3-4-1-2 esperado. El 4-3-2-1 de la visita se tornaba algo asimétrico ante la tendencia de Toranzo a tirarse al medio. Esto lo perjudicó en ataque, ya que le quitaba opción de descarga a la derecha y obligaba a la subida de Cáceres, quien no se especializa en atacar. Y también lo perjudicó en defensa, ya que Clemente podía llegar con bastante libertad hasta el área.

Por la otra banda, Méndez tuvo buenas llegadas ante las flaquezas de Licht para marcar y así llegó el primer gol. Luego Boca se fue quedando y Racing llegó al empate con un tiro libre.

Boca: la línea de tres defensores, los cuatro
volantes y el enganche
En el segundo tiempo, Russo optó por un 4-4-2 algo asimétrico también, con Toranzo en el medio y Lugüercio de 8 adelantado, algo parecido a lo que hizo Cavani en el mundial para Uruguay. Esto no fue una gran solución en defensa, ya que el "payaso" parecía agotado y no terminaba de ayudar demasiado a Cáceres. Pero en ataque fue muy importante, ya que ofreció constantemente una opción ofensiva por ese costado y, de hecho, la mayoría de las jugadas de peligro se generaron por ese lugar. De todas formas el gol fue algo fortuito, ante un tropezón de Rodríguez.

Toranzo con el balón en posición muy central
obligando a Cáceres a ofrecerse por la banda
Boca en el segundo tiempo casi no tuvo llegadas. Borghi decidió sacar a Méndez, poner a Cañete de enganche, y mandar a Clemente por derecha y a Escudero por izquierda. Esto no cambió demasiado las cosas, aunque sí lo hizo el ingreso de Mouche por Escudero. Pablito fue una amenaza permanente por la izquierda aprovechando su ventaja en velocidad ante Cáceres y la ausencia de un genuino volante por derecha en Racing. Lamentablemente para Boca, sus arranques por la banda no lograron generar ninguna llegada clara. Y así se fue el partido, con algunos cambios de nombres que no variaron demasiado la dinámica del juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario